Este año ha sido duro para todas. Cincuenta y cinco son las mujeres asesinadas en 2019 por sus parejas o ex parejas por el hecho de ser mujeres. Mil treinta y uno desde el año 2003.

Con el dolor, rabia e impotencia que sentimos ante la certeza de que nos están matando, las feministas de todo el mundo hemos salido a las calles. Y ya nos volveremos a entrar, ni nos volverán a callar.

Nos hemos declarado abolicionistas y en contra de los vientres de alquiler, hemos gritado en apoyo a la víctima de La Manada y a Verónica frente a la justicia y la sociedad patriarcal, hemos apoyado a nuestras compañeras mexicanas, hemos bailado con Las Tesis, hemos teñido la noche de violeta con la Emergencia Feminista…

Por nuestra parte, en nuestro pequeño reducto mensual de sororidad y feminismo, este año hemos podido aprender de mujeres tan maravillosas como Manuela Bergerot, Silvia Buabent, Sofía Castañón, Mónica Quintana, Irene Montero, María Gavilán, Cristina Fallarás y María Sánchez.

Solo nos queda daros las gracias por vuestro tiempo, vuestra dedicación y vuestra lucha. Nuestro último encuentro del año fue de celebración y agradecimiento. Por lo que hemos conseguido y lo que aún nos queda por conseguir.

El año que viene nos veremos en las calles, en las asambleas y en los debates. Muchas gracias por todo. Esperamos que paséis unas muy felices fiestas.