En nuestro primer encuentro del año nos reunimos con Sara Navacerrada y Justa Montero, pertenecientes a la comisión organizadora de la huelga feminista del próximo 8M. Sara comienza su intervención contando cómo la intención primordial de la comisión al convocar esta huelga feminista es apropiarse del término tradicional y cambiarlo de manera radical. «Cuando hablamos de huelga con nuestras vecinas y amigas, nos viene a la cabeza la huelga tradicional al uso, la huelga de la fábrica. Nosotras no queremos solo esa huelga, queremos una huelga feminista, una huelga original, innovadora, una huelga de consumo, cuidados, laboral y estudiantil».

En los primeros encuentros estatales de la comisión organizadora, que reunió a más de cuatrocientas mujeres tanto a nivel nacional como internacional, se plantearon cuatro preguntas fundamentales: por qué queremos hacer huelga, quién convoca la huelga, a quién convocamos y cómo lo hacemos.

Todavía quedan unos meses para que llegue el 8M, pero tanto Sara como Justa coinciden en una cosa: la necesidad de que la huelga del 8M no sea un evento aislado sino más bien el germen de un proceso de reivindicaciones que se extiendan en el tiempo.