• Alex Perestroika, actriz rusa, leyó un manifiesto contra la guerra escrito por las feministas de su país que se oponen a la guerra en Ucrania asumiendo grandes riesgos.
  • Khadija Amin, periodista de la televisión pública de Afganistán y refugiada en Madrid, recordó cómo pueden perderse los derechos alcanzados y reclamó que la comunidad internacional “no reconozca al gobierno de los talibanes”.
  • Cristina Almeida, presidenta del Club de las 25, recuerdó a las españolas que lucharon por la igualdad haciendo un llamamiento a que no olvidemos a las mujeres perseguidas dentro y fuera de nuestras fronteras.

Con motivo de la celebración del 8M, nuestra asociación, organizó un acto junto a la estatua de Julia, mujer que representa a todas aquellas perseguidas y discriminadas, situada en la pared de la Escuela Superior de Canto de Madrid.

Julia, representa una mujer que tuvo que disfrazarse de hombre para poder asistir a la primitiva Universidad Central de la calle San Bernardo. En un acto cargado de simbolismo, junto a esta mujer, que encarnó la lucha por el derecho a la educación de las mujeres en nuestro país, Khadija Amin, periodista de la televisión pública de Afganistán y refugiada en Madrid desde agosto de este año, habló de como los talibanes, al tomar su país, “volvieron a prohibir a las mujeres ir a las Universidades, acabando con los derechos que, durante 20 años de lucha feminista, habían conseguido”

En esta concentración, se dimos voz también a Alex Perestroika, mujer rusa que sirvió de altavoz para las voces de las feministas antibelicistas rusas, que se oponen a la guerra en Ucrania asumiendo grandes riesgos, y quien recordó que “el feminismo es antibelicista, y que son muchos los y las activistas rusas que no están de acuerdo con la invasión y se solidarizan con el pueblo ucraniano”.

El acto, combinó testimonios, reivindicaciones y música, a cargo de Elisa Belmonte, reputada soprano y Cristina Presmanes, pianista, ambas socias de El Club de las 25, junto a Olimpia, Antonia y Giulieta, alumnas de canto de la Escuela superior de Canto de Madrid.

“Las mujeres son tristemente protagonistas de las guerras, y tenemos la obligación de mostrar nuestra solidaridad con ellas”, aseveró Cristina Almeida, nuestra presidenta. “Es por eso que hoy, nos hemos juntado para clamar por la Paz y hacer valer el lema de nuestra asociación. Porque fueron, somos. Porque somos, serán”.